Saltear al contenido principal
664 344 961 jvilardell@rsm.es

Derecho Comparado. Régimen Impatriados HOLLAND

Nuevo régimen fiscal para impatriados en Holanda. Modificaciones en el 30% Ruling

 

A continuación y gracias a nuestros compañeros de la oficina de Eindhoven, procedemos a exponer brevemente las modificaciones que se han introducido en el régimen de impatriados para trabajadores cualificados aplicable en Holanda ya desde el año 2000.

De acuerdo con éste, los trabajadores extranjeros destinados a Holanda, pueden solicitar la llamada “30% ruling”, por la cual el trabajador gozará de un beneficio fiscal consistente en que el 30% de su salario estará libre de impuestos para compensar los costes de expatriación, siempre y cuando se cumplan determinadas condiciones que se analizan a continuación:

 

a).- El trabajo debe ser con voluntad de permanencia 

 

b).-El trabajador debe haber sido contratado en el extranjero por parte de una empresa residente en Holanda.

 

c).-El trabajador debe poseer un conocimiento específico, entendido éste como un conocimiento escaso o no disponible en el mercado laboral holandés. Para determinar este conocimiento, se tienen en cuenta factores tales como el nivel de formación seguido por el empleado, su experiencia relevante así como el nivel salarial del trabajo en Holanda en relación con el nivel salarial en el país de origen del empleado (en este sentido se han establecido niveles salariales para justificar este conocimiento específico).

 

Destacar que los científicos e investigadores que trabajen en universidades y/o en organizaciones dedicadas al conocimiento están exonerados del cumplimiento de este requisito salarial.

 

d).-El trabajador extranjero no puede, durante los dos tercios de los últimos 24 meses antes de su empleo en Holanda, haber sido residente en un lugar situado a 150 kilómetros de la frontera holandesa.

 

En cuanto al cómputo del 30% de gastos extraordinarios de expatriación, la norma holandesa incluye los gastos asociados a la obtención de permisos de residencia, costes asociados a segundas viviendas, viajes, así como colegios internacionales de educación primaria y secundaria para los hijos del impatriado.

 

El trabajador podrá aplicar el “30% ruling” por un periodo de 96 meses, es decir, un máximo de 8 años y su aplicación deberá solicitarse en los primeros 4 meses desde el inicio del trabajo, siendo efectivamente aplicable desde la fecha de su solicitud.

 

Por último agradecer la información facilitada por mi compañero Bas Pijnaker de UHY Eindhoven.

 

Jordi Vilardell Casas

Socio responsable Depto. Fiscal

UHY Fay & Co. Barcelona Offices.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Volver arriba