Regularización fiscal voluntaria de rendimientos procedentes de pensiones extranjeras obtenidas por Residentes Fiscales en España.

 

Con la aprobación definitiva de las modificaciones que se incluyen en el Proyecto de ley por el que se modifica la Ley del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (publicado el pasado 6 de agosto en el BOCG),  y si no se modifica la redacción dada a la Disposición Adicional Unica incluida en el mismo, se introducirá un periodo de gracia de 6 meses a partir probablemente de 2015 (fecha prevista para su entrada en vigor) , para que todos aquellos residentes fiscales en España y contribuyentes del IRPF puedan regularizar su situación tributaria derivada de la percepción de pensiones  del extranjero no declaradas en España

 

 

La presente medida excepcional, se ampara en el hecho de que en base con la información obtenida en el marco de intercambios de información con otros países, la Administración tributaria esté iniciando procedimientos de comprobación a un colectivo social con especiales circunstancias y que está siendo mal visto y puesto en duda por la inmensa mayoría de la opinión pública.

 

 

Por ello, la nueva regulación permitirá a este colectivo de contribuyentes, en un plazo de 6 meses, regularizar su situación tributaria, incluyendo dichas rentas obtenidas en ejercicios no prescritos,  ahorrándose en su caso,recargos y/o intereses que con carácter general son propios de cualquier regularización extemporánea realizada con carácter voluntario.

 

 

Asimismo, la norma establecerá una condonación rogada, de recargos, sanciones e intereses impuestos, a todos aquellos contribuyentes que, hayan regularizado voluntariamente con carácter previo a la entrada en vigor de esta medida, o bien hayan sido objeto de comprobación por parte de los órganos de Gestión de la Agencia Tributaria,, por este concepto.. Ello implicará que los pensionistas que han recibido recientemente liquidaciones provisionales con sanciones  e intereses, podrán obtener la devolución de estos dos últimos conceptos previa solicitud a la Administración Tributaria correspondiente.

 

 

Igualmente, no debemos olvidar que dicho periodo de gracia, también se aplicará a no residentes fiscales en España que han percibido rendimientos que deberían haber tributado en España por el mismo concepto, si bien el colectivo afectado por esta medida será más reducido en aplicación de los Convenios de Doble Imposición firmados por España en el marco del modelo de convenio de la OCDE.

 

 

Como en toda medida tributaria de inminente aprobación, al contribuyente le surgen una serie de dudas que deberán ser analizadas previamente por éste y sus asesores y que mediante el presente, tratamos de exponer brevemente, más cuando la norma y su posible desarrollo reglamentaria todavía no han sido publicados.

 

 

Como punto de partida, debemos indicar que nos encontramos ante situaciones transfronterizas en las que un país abona rentas a un residente de otro país. Es por ello que en estos casos siempre deberemos verificar previamente que de acuerdo con la normativa internacional e interna, debemos efectivamente pagar impuestos en España.

 

 

En general, podemos indicar que la Administración Tributaria Española, en virtud del artículo 18 del Modelo de Convenio de la OCDE, exige la tributación de dichas pensiones en España en tanto las mismas provengan de un trabajo anterior realizado en el otro país, ello a menos que la citada pensión se percibiera en consideración de servicios prestados al otro Estado o una de sus subdivisiones políticas o entidades locales, organismo autónomo o persona jurídica de derecho público, puesto que entonces, en términos generales sería de aplicación el artículo 19 del Modelo de Convenio y por lo tanto no procedería la tributación en España con lo cual no cabría regularización alguna.

 

 

Asimismo, resulta esencial verificar si dichas pensiones han pagado ya impuestos en el país de origen de las mismas en tanto, luego en aplicación del Convenio de Doble Imposición dichos impuestos pagados deberían ser tenido en cuenta en la regularización en España o bien habrá que solicitar la devolución de los mismos en el otro estado, dependiendo de las disposiciones del Convenio.

 

 

Debe advertirse también al contribuyente, que la tributación de estas pensiones transfronterizas, si bien siguen un patrón similar como acabamos de exponer, en algunos casos existen particularidades que deben ser analizadas, previa a cualquier regularización voluntaria por parte del pensionista. Nos referimos principalmente a pensiones pagadas por Alemania, Brasil, Canadá, EEUU, Filipinas y Suecia que merecerán un trato especial en tanto el Convenio de Doble Imposición incorpora especialidades remarcables en su regularización.

 

 

De acuerdo con la breve exposición realizada, antes de proceder con la regularización voluntaria de las pensiones, el contribuyente deberá siempre:

 

 

1.- Identificar el país pagador de las mismas y su propia residencia fiscal.

 

 

2.- Identificar motivo y origen de la pensión.

 

 

3.- Verificar existencia de Convenio de Doble Imposición entre el país pagador y España.

 

 

4.- Verificar contenido artículos 18 y 19 del Convenio.

 

 

5.- Verificar si se han pagado impuestos en el otro país.

 

Una vez hayamos revisado los aspectos anteriores, estaremos en disposición de proceder a revisar las declaraciones abiertas a comprobación (no prescritas – 4 años) y preparar las complementarias que corresponda a efectos de regularizar nuestra situación con el fisco español.

 

Por parte de RSM, ponemos en marcha un equipo de seguimiento en aras a poder asesorar a los afectado por esta medida y nos ponemos a disposición de los contribuyentes para resolver cualquier duda al respecto.

 

Jordi Vilardell Casas

Socio

 

 

 

 

 

3 comentarios en “Regularización fiscal voluntaria de rendimientos procedentes de pensiones extranjeras obtenidas por Residentes Fiscales en España.”

  1. Buenos días y antes de nada, muchas gracias por el post (expuesto de forma clara y ordenada, como tantos otros – para mi un blog ya de referencia).

    Quería aprovechar el contenido de esta entrada para plantearos algunas dudas y conocer, a ser posible, vuestra opinión al respecto.

    1) La primera de ellas es sobre la devolución de los recargos y sanciones de rentas ya liquidadas (bien por el contribuyente, bien por la Administración) y que están a punto de prescribir. Consideráis que sería conveniente iniciar ya (aún cuando la norma no está desarrollada) un expediente de devolución de ingresos indebidos para evitar la prescripción? Tengo mis dudas al respecto, porque al tratarse de una norma que entrará en vigor en 2015 temo que puedan denegar el expediente (en cuyo caso entiendo que esos expedientes habrá que darlos por perdidos).

    2) La segunda duda es respecto a una serie de sentencias que han salido favorables a algunos contribuyentes que han peleado porque la Administración Tributaria las declare como exentas por tratarse de pensiones públicas según su origen (de dónde cobran) y no por la procedencia del trabajo original del que se cobra (cargo público, por ejemplo).

    Adjunto la motivación de una de las sentencias emitida por el Tribunal Superior Justicia Galicia: «La motivación del recurso 15271/2008 señala lo siguiente: «»El demandante planteó la devolución de referencia en aplicación del artículo 19 del Convenio Hispano-Alemán de 5 de diciembre de 1966 para evitar la doble imposición, siendo rechazada tal petición tanto en sede de gestión como de reclamación bajo el argumento de que en virtud de tal Convenio las pensiones públicas tributarán en Alemania, entendiendo por tales las percibidas en razón a un empleo público anterior de suerte que, estimando las percibidas con cargo a la Seguridad Social dentro de las privadas, ello implica la tributación en España, de lo que se sigue el rechazo de la petición del recurrente. Tal planteamiento, la resolución recurrida, aún lo formula de un modo más contundente al significar que sólo gozarán de exención, según el Convenio Hispano-Alemán de referencia las pensiones pagadas por el estado en virtud del desarrollo de un empleo público anterior.

    Dispone el art. 19.1 de dicho Convenio que «las pensiones y remuneraciones similares pagadas a un residente de un Estado contratante en consideración a un empleo anterior, sólo pueden someterse a imposición en este Estado». El apartado 2 de dicho precepto a su vez dispone que «no obstante las disposiciones del párrafo 1.º, las pensiones y remuneraciones similares pagadas por o con cargo a fondos creados por un Estado contratante, un land o uno de sus organismos autónomos, autoridades o administraciones locales, en consideración a un empleo anterior, están exentas de impuestos en el otro Estado contratante».

    De lo anterior ya se desprende que el matiz diferencial entre uno y otro apartado se refiere, no como pretende la resolución recurrida, a la naturaleza pública o privada del empleo anterior, sino a la procedencia de los fondos con los que se abonan las pensiones y remuneraciones similares y, en ambos casos, en consideración, efectivamente, a un empleo anterior, sin distinguir su naturaleza de suerte que están exentas de tributación en el Estado español aquellas cuya procedencia sea pública, tal como se sigue sin dificultad del precitado artículo 19.2 del Convenio.

    En el presente caso, el demandante acreditó que la pensión a que se refiere su petición (en consideración a un empleo anterior y siendo indiferente su condición pública o privada), tiene un origen público, según la documentación emitida por el LVA Rhenprovinz, de Düsseldorf, motivo por el cual procede acceder a su solicitud, al ser también ajeno al caso cualquier planteamiento dogmático sobre la naturaleza de las pensiones de Seguridad Social en razón a las aportaciones que las conforman, pues no estamos en el caso ante ninguna de las fórmulas asistenciales privadas que complementan o sustituyen las pensiones de referencia»

    ¿Defenderíais esta postura? La de defender como exenta toda pensión que se cobre de un organismo público extranjero (el equivalente de la Seguridad Social española). Es decir, defenderías la exención de toda pensión que no proceda, por ejemplo, de un plan de pensiones privado del contribuyente?

    Nuevamente, muchísimas gracias por el contenido del blog .

    Un saludo, Eva.

  2. Cómo tributarían en España la pensión pública pagada desde el Gobierno de Canada de un ex funcionario canadiense que en la actualidad es residente fiscal en España? Con el artículo 19 del Convenio (funcionarios públicos) al decir ‘las remuneraciones, distintas de las pensiones’ no me queda clara la situación final. Quedo a la espera de sus comentarios al respecto. Muchas gracias de antemano por su ayuda. Un saludo

Deja un comentario