Saltear al contenido principal
664 344 961 jvilardell@rsm.es

Motivos y argumentaciones más comunes de la Administración Tributaria, utilizados para denegar la aplicación del 7p. ¿Cabe recurso? ¿Posibilidades de éxito?

 

Mediante el presente post, trataremos de resumir a continuación algunos de los motivos que la Administración alega en sus usuales desestimaciones de la exención por trabajos realizados en el extranjero o 7p.

Con el presente, no pretendemos presentar una lista cerrada de motivos en tanto cada expediente es un mundo, sino que lo que se pretende es realizar una exposición de los más usuales y repetidos.

Asimismo y como entenderán los lectores, nos limitaremos a indicar las posibilidades reales de éxito en caso de impugnación o recurso de dichos motivos, pues ir más allá significaría que mis compañeros de profesión perseguirían mi cabeza, no ya por la competencia siempre sana en la profesión, sino por competencia desleal y por mostrar el know how que ellos y yo hemos ido adquiriendo en nuestra larga y dura carrera como asesores….

MOTIVO PRIMERO: Podríamos empezar diciendo que cada vez más, la Administración Tributaria, queriendo huir de discusiones técnicas, procede a desestimar la exención del 7p argumentando que si la empresa que es la que más conoce la situación del trabajador no comunica en el resumen anual la exención, puede considerarse que la misma no aplica, dotando de presunción de veracidad a dicha declaración modelo 190 presentada por la empresa.

En tales casos, la Administración insta al trabajador a que éste exija a RRHH una modificación del referido modelo.

Como hemos indicado varias veces, la empresa difícilmente nos modificará el 190 dado que ello implicaría la devolución inmediata de las retenciones al trabajado y por ende que la empresa asumiera las responsabilidades derivadas de una posible comprobación. Ello sin olvidar que dicha modificación interrumpiría la prescripción del derecho a comprobar.

Por tanto y una vez descartada la colaboración de la empresa en este sentido, únicamente nos queda plantearnos las posibilidades de impugnar la tesitura de la administración al respecto.

Al respecto, debemos indicar que efectivamente dicha argumentación de la Administración no parece verse apoyada por los Tribunales a la vez que son muchas las propias administraciones que en fase de alegaciones o en Reposición abandonan esta teoría.

A nuestro modo de entender, esta motivación de la Administración, obedece más a un ánimo de presión para que las empresas apliquen la exención en nómina, que no a un motivo eficaz de desestimación. Al respecto, nos remitimos a nuestro post de fecha 16 de junio de 2014 en relación a la aplicación de la exención en nómina por parte de la empresa.

Como derivada de este motivo, nos podemos encontrar asimismo que si bien la empresa nos ha aplicado la exención en nómina y por ende existe constancia de esta circunstancia en el modelo 190, el trabajador entiende que le son aplicable más días. En este caso, deberemos desvirtuar la veracidad de la declaración modelo 190 mediante la aportación de cualquier medio de prueba admitida en Derecho.

MOTIVO SEGUNDO: Uno de los motivos también utilizados por la Administración se basa en la inexistente incompatibilidad entre la exención del 7p y las dietas, llamémosle “normales” que se le abonan diariamente al trabajador en muchos casos por importe máximo diario alrededor del los 90€.

Al respecto indicar que dicha tesitura no prosperará ante nuestros tribunales si bien debemos estar atentos puesto que, si bien la Administración no lo acostumbra a revisar, en algunos casos y dependiendo de la duración de la expatriación, dichas dietas exceptuadas de gravamen no serían aplicables en tanto correspondientes a un período de generación superior a 9 meses.

Dicho motivo de impugnación normalmente resulta secundario y el éxito del recurso está asegurado por cuanto existe compatibilidad absoluta entre el 7p y estas dietas “normales”.

En ningún caso confundamos con el régimen de excesos que efectivamente resulta incompatible con la exención por trabajos realizados en el extranjero.

MOTIVO TERCERO. Sorprendentemente, pocas veces la Administración entra en la discusión técnica acerca de los días en los que resulta aplicable la exención si bien en ciertos expedientes si nos podemos ver evocados a una discusión técnica cuyo resultado resulta incierto en tanto la redacción de la norma permite cualquier interpretación.

Como hemos indicado en alguna ocasión, a nuestro modo de ver, esta discusión debiera ser el caballo de batalla de la Administración en tanto permitiría minorar la aplicación de la exención, minorar la litigiosidad de la misma, minorar los intereses de demora que la Administración paga al respecto y en definitiva permitiría una mejor gestión de este tipo de expedientes ahorrando dinero y recursos a la Administración.

CUARTO MOTIVO. En algunos expedientes y como ya comentamos en este blog hace varios meses la Administración, a la vista de desplazamientos que superan los 183 días, ha optado, saliéndose por la tangente, por considerar al trabajador como no residente y por ende no legitimado a solicitar la aplicación de la exención en tanto no residente.

Como comentamos ya en el post indicado, dicha tesitura de la Administración no encontrará soporte en los tribunales si bien nos veremos evocados a una discusión que cuanto menos nos llevará a perder dos o tres años hasta que Tribunal resuelva.

QUINTO MOTIVO. En la gran mayoría de ocasiones, la Administración procederá a desestimar nuestras solicitudes con un vago “no se han acreditado los requisitos legal y reglamentariamente establecidos”. Normalmente estas motivaciones irán acompañadas de igualmente vagos pronunciamientos entorno a la falta de justificación del desplazamiento o al nulo poder probatorio de los certificados emitidos por la empresa.

En estos supuestos, satisfechos debemos estar en tanto las posibilidades de éxito en las instancias superiores se duplica y únicamente deberemos reforzar nuestras pruebas para ir dejando ya listo el expediente para un hipotética resolución final por parte de los Tribunales Económicos Administrativos.

SEXTO MOTIVO: Recientemente , estamos viendo como va ganando posiciones la motivación consistente en presumir que en los desplazamientos de poca duración el trabajo se ha realizado en España y el viaje únicamente es para concretar o definir proyecto. En palabras textuales de la Administración:

“otro aspecto a tener en cuenta es que la Ley exige que los trabajos se realicen efectivamente fuera de España. No solamente que haya un desplazamiento físico del trabajador al extranjero, sino que los trabajos se realicen en el extranjero. Por lo que no resultará de aplicación cuando el trabajo se preste esencialmente desde España sin perjuicio de que, a través  de desplazamientos, tuviera lugar su concreción o ultimación”

Como podemos ver, una vez más la Administración haciendo uso de su capacidad interpretativa nos sitúa nuevamente en el ámbito de la prueba.

Como SEPTIMO MOTIVO y último, hemos querido dejar el que mayor quebraderos de cabeza conlleva cual es el valor añadido que se requiere en desplazamientos a empresas del Grupo.

En estos expedientes, resultará siempre bienvenida la colaboración de la empresa así como la destreza del asesor, puesto que la justificación de este valor añadido por el cual la empresa hubiera estado conforme en pagar a un tercero independiente, se convertirá en el eje central de la discusión.

Al respecto, existen numerosos pronunciamientos de los Tribunales al respecto así  como de la propia Dirección General de Tributos y a ello nos remitimos (ver nuestro post de fecha 6 de marzo de 2014 en relación a los trabajos directivos y comerciales en el marco de operaciones intragrupo).

En estos expedientes cuya resolución deberá dejarse en mano de los TEAR o de los Tribunales de Justicia, será donde más esfuerzo probatorio deberemos aportar así como mayor destreza el asesor deberá manejar.

Ahora si para finalizar, simplemente nos referimos a una JOYITA recientemente notificada en la que la Administración, nos deniega la exención porqué en Saudí Arabia no se pagan impuestos… Así, “con un par”, por escrito y en una Desestimación de Reposición.

Como comentábamos, existen otros motivos por los cuales la Administración procede a desestimar la aplicación del 7p, si bien podemos indicar que, sea cual sea el motivo y principios invocados por el fisco, nuestra experiencia nos demuestra que la gran mayoría de expedientes pueden defenderse con suficientes garantías de éxito en instancias superiores.

 

Jordi Vilardell Casas

Abogado

Socio TGG Legal

Jv – Fex Fiscalidad del Expatriado

Esta entrada tiene 3 comentarios
  1. Hola Jordi,
    mi caso de 7p es el siguiente:
    La empresa me ha facilitado un certificado en el que figuran los días que he estado en el extranjero, así como el país destino y motivo del viaje. Hacienda a desestimado dicho certificado alegando lo siguiente:

    “No se puede verificar el derecho a lo solicitado, ya que en el certificado emitido por la citada empresa sólo se refleja que ha estado trabajando en el extranjero en diferentes fechas durante el año 2014, pero no se hace mención a las cantidades percibidas en dichos periodos y si están o no dentro de las declaradas en el modelo 190 presentado por la empresa a Hacienda.

    En caso de disconformidad deberá aportar Certificación de la empresa en el que consten expresamente las cantidades que corresponden al periodo destinado en el extranjero y por tanto están exentas de tributación”

    A lo que la empresa se niega a hacer un nuevo certificado con dichos datos.

    Mis preguntas son, ¿no sería suficiente para Hacienda con presentar el certificado de retenciones de 2014 facilitado por la empresa? ¿no sería suficiente asimismo presentando todas las nóminas de dicho año a Hacienda?
    ¿Qué otra cosa/solución se podría hacer?

    Muchas gracias de antemano y felicidades por esta gran página de información.

    1. Hola Javier,

      Me encuentro (o más bien anticipo que me voy a encontrar) en idéntica situación a la tuya. ¿Podrías por favor contar cómo resolviste finalmente tu problema? Muchas gracias de antemano y recibe un cordial saludo.

  2. Hola,

    En mi caso volví a España en 2014 tras varios años en Reino Unido, trabajando para empresas de allí. A partir de marzo de 2014 empecé a trabajar con contrato español y puesto de trabajo en Madrid, aunque seguí desplazado en Reino Unido por unos meses más.

    Llevo varios requerimientos para justificar la residencia en España, los ingresos mundiales y la aplicación del 7p. Como mi empresa actual hace las cosas bien, no aparece en mi base imponible y en mi empresa me han hecho el certificado correspondiente, con lo que la AEAT está conforme.
    Pero estoy intentando aplicarlo también para los dos meses de 2014 que estuve en Reino Unido trabajando para una empresa de allí. Ya tengo mi liquidación y sanción de turno. El motivo que me dan es:

    “En el presente caso, el interesado consta en los datos que obran en esta Administración como
    No Residente en España desde el año 2011 hasta el año 2014. Las nóminas cobradas en Enero
    y Febrero de 2014 son de una empresa no residente en España para la que trabajaba el
    contribuyente. El artículo 7p de la Ley del Impuesto es aplicable a los rendimientos obtenidos por
    los contribuyentes residentes en España, que por cuenta de su empresa empleadora se
    desplacen al extranjero para realizar trabajos para una empresa o entidad no residente en
    España. En consecuencia, no es aplicable la exención a los rendimientos obtenidos por trabajos
    realizados como empleado de la empresa del Reino Unido.”

    Ah! Y la sanción es por “ocultar” los rendimientos del trabajo obtenidos como trabajador de empresas no residentes.

    Entiendo que esta interpretación no se ajusta a lo que dice la ley y en ese sentido estoy redactando las alegaciones a la sanción y el recurso a la liquidación.

    Dani

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Volver arriba